Victoria con sabor a ridículo


Dejarse llevar por la euforia del momento después de haber ganado un campeonato, puede jugarnos malas pasadas. Y si no que se lo pregunten a este piloto, que celebrando el triunfo, se sube al techo de su coche y no puede evitar lo inevitable.


Related Videos


29 marzo, 2011 | Categoria: Caidas
          0 votes
3352 Total visitas, 2 Visto hoy

Golpazo en Sudáfrica Un pajarraco muy pesado Ladrón de bolsos chino apaleado Un gato que ladra como un perro Buenafuente entrevista a Einstein Nuevo trailer de Juego de Tronos Webee, el nuevo “Zasca”?? La Chona en el McDonald’s Para dentro Romerales La puntería de Roger Federer Compenetración total entre un hombre y su mascota