Victoria con sabor a ridículo


Dejarse llevar por la euforia del momento después de haber ganado un campeonato, puede jugarnos malas pasadas. Y si no que se lo pregunten a este piloto, que celebrando el triunfo, se sube al techo de su coche y no puede evitar lo inevitable.


Related Videos


29 marzo, 2011 | Categoria: Caidas
          0 votes
3474 Total visitas, 2 Visto hoy

Calentón repentino Cruzando in extremis las vias del tren Zasca de un periodista a Bertín Osborne Monólogo actual de Andreu Buenafuente La manera más rapida de bajar unas escaleras Pillado en directo! El pescador pescado La Chona en el McDonald’s De la gloria al ridículo en pocos segundos Como no despertar a tu mejor amigo Accidente de parkour